¿De verdad sí quieres lo que dices que quieres o deseas?, ¿o solo buscas verte bien ante los demás, tener “reconocimiento”, calmar una depresión, o llenar un vacío inexistente?

La única manera de saber si de verdad queremos algo en esta vida y vale la pena luchar por eso es cuando el sentimiento de urgencia relacionado a ese logro o meta se siente real y es motivado por nuestro verdadero “yo”. Todo lo que esté motivado por cosas externas a nuestro sentir (o en otras palabras, a nuestro corazón), es meramente un impulso por llenar o “tapar” ansiedades, traumas, miedos y vacíos.

Deja de “querer” algo porque ves que la demás gente lo tiene o lo quiere. Deja de “querer” algo porque tu motivación para quererlo es externa y es para tapar un miedo. Deja de “querer” algo solamente por la fama o reconocimiento.

Empieza a querer las cosas de verdad, ten una buena conversación con tu “yo” interior y platica sobre lo que de verdad te va a hacer bien en la vida y va a crear un mejor mundo a tu alrededor.

Aprender a querer las cosas de verdad.